Noticias

La Confraternidad Evangélica Ecuatoriana celebra122 años del ingreso oficial del Evangelio al Ecuador.

El Presidente de la CEE, Reverendo Estuardo López, saluda al pueblo evangélico al recordar este importante acontecimiento.

Los evangélicos somos ciudadanos ecuatorianos que aceptamos y practicamos los preceptos bíblicos porque los consideramos nuestra norma de fe y de conducta. Creemos en la existencia de un Dios Trino “Padre, Hijo y Espíritu Santo”, y en Cristo como el Hijo de Dios y Salvador del mundo, a quien hemos aceptado como nuestro Señor. Él ha cambiado y transformado nuestra vida.

El 7 de julio de 1896, durante el gobierno del General Eloy Alfaro, ingresaron oficialmente los primeros misioneros evangélicos en el país. Durante estos 122 años de presencia formal en el Ecuador, hemos sido parte importante del tejido de nuestra nación y hemos contribuido al desarrollo y superación de nuestros compatriotas con aportes valiosísimos, encarnando en palabras y hechos el Evangelio transformador de Jesucristo.

Con visión, compromiso cristiano y espíritu patriótico, hemos servido a la sociedad ecuatoriana, sin distinción, a mujeres, niños, indígenas, afroecuatorianos, cholos y en general a todos nues­tros conciudadanos, pero especialmente a los pobres y marginados de nuestro Patria.

Hemos realizado esfuerzos continuos en educación, salud, comunicaciones, desarrollo comunitario, defensa de los de­rechos humanos y una lucha frontal contra la corrupción y contra todo aquello que denigra al ser humano y destruye a la familia y la sociedad. Gracias al Evangelio, más de dos millones de personas y miles de familias han sido rescatadas de las garras de distintos vicios, de la violencia intrafamiliar, de una vida desordenada, constituyéndose en hombres y mujeres de bien al servicio de Dios y de la Patria, resultados reconoci­dos incluso por investigadores que no tienen ningún nexo con los evangélicos.

Estos aportes los hemos realizado en forma silenciosa, sin buscar protagonismo ni espectacularidad. Sin embargo, reconocemos que esta marcada reserva nos ha perjudicado porque, ha contribuido a invisibilizarnos y ha dado lugar al surgimiento de rumores falsos, ideas equivocadas y prejuicios injustificados. Es tiempo que, los medios de comunicación nos den oportunidad para exponer públicamente nuestras convicciones, denuncias y propuestas en la bús­queda de un Ecuador inclusivo y tolerante.

Como evangélicos hemos hecho aportes específicos a la vida nacional en distintos escenarios, siempre bajo una visión de servicio y movidos por el amor al prójimo, buscando en todo momento su bienestar integral.

Los ciudadanos evangélicos continuaremos esforzándonos para contribuir a alcanzar un Ecuador digno, justo, solidario y democrático, en el que se practiquen y respeten los derechos humanos y las libertades. Y, por supuesto, nos mantendremos firmes y fieles en el cumplimiento del mandato bíblico: proclamar el Evangelio y llevar esperanza en el Señor Jesucristo a todos los rincones del país, ya que sólo Jesucristo puede hacer mujeres y hombres nuevos para una Patria nueva.

Rev. Estuardo J. López L.

Presidente C.E.E.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *