Noticias

Ante la situación política, social y económica del país.

La Confraternidad Evangélica Ecuatoriana informa:

El viernes 2 de marzo del presente año, en la ciudad de Quito, la Confraternidad Evangélica Ecuatoriana reunida en Asamblea General con pastores y líderes de denominaciones e iglesias evangélicas de varias provincias, acordó emitir un comunicado público sobre la grave crisis política, social y económica que atraviesa el país, considerando que, la corrupción, la enorme deuda del Estado, la descomposición social por el incremento de la violencia, el irrespeto a las leyes vigentes y al prójimo, han carcomido las entrañas de las instituciones democráticas de nuestra Patria.

Ante esta realidad manifiesta y demanda que:

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social de Transición evalúe el desempeño de los actuales funcionarios: Fiscal General del Estado, Contralor General del Estado, superintendentes, jueces nacionales entre otros, y remueva a quienes no han cumplido con sus obligaciones por responder a intereses personales y políticos.

Nuestro Presidente, Licenciado Lenín Moreno Garcés, debe rodearse de asesores y ministros que busquen la paz y el bienestar de toda la sociedad ecuatoriana. Debe escuchar a todos los sectores sociales, evitando la presión y manipulación de los partidos, movimientos políticos y de quienes detentan el poder económico. Le recordamos que es presidente de todos los ecuatorianos y que en sus decisiones no debe favorecer a ciertos grupos privilegiados en el ámbito social, político, económico ni religioso. Los cristianos evangélicos oramos para que nuestro Presidente cumpla a cabalidad con sus responsabilidades.

La nueva Presidenta de la Asamblea Nacional Economista Elizabeth Cabezas con todos los asambleístas, debe cumplir con el mandato del pueblo ecuatoriano de fiscalizar, entablando juicios políticos a los funcionarios que han cometido actos de corrupción, afectado la economía y la credibilidad del país frente a los organismos internacionales.

Esperamos también que la Asamblea Nacional como principal función del Estado dicte leyes que beneficien a todos los ecuatorianos; la religión Cristiana Evangélica y otras religiones denominadas minoritarias estamos a la espera por más de diez años de que se emita la Ley de Libertad e Igualdad Religiosa.

Los que vivimos en nuestra querida Patria debemos recordar y practicar lo que dijo el Señor Jesucristo en Mateo 20: 28: “… el Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos”. Ante el ejemplo de Cristo, los actuales funcionarios públicos y los ciudadanos en general debemos tener como estilo de vida el servicio al prójimo y por consiguiente a la Patria toda, y no servirnos de los demás.

Quito, marzo 15 de 2018

Por la Confraternidad Evangélica Ecuatoriana,

La Junta Administrativa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *